Archivo por Temas
Inteligencia Emocional
Trabajo
Pareja
Educación de los Hijos
Habilidades Sociales
Sexualidad
Personalidad
Adicciones
Ansiedad
Depresión
Trastornos de Alimentación
Cuentos y Relatos
Biblioterapia
Arte terapia
Archivo por Fechas
2017 Septiembre
2017 Agosto
2017 Julio
2017 Junio
2017 Mayo
2017 Abril
2017 Marzo
2017 Febrero
2017 Enero

2016

2015

2014

2013

2012

2011

2010

2009

2008

2007

2006
Webs para ...
Psicólogo en Zaragoza
Psiquiatra en Zaragoza
Encontrar eventos
Reconocimientos en Zaragoza
Logopeda en Zaragoza
Psicólogo Girona

Vida Emocional
   La Frase:  Si haces todo lo que dices que vas a hacer, lograrás todo lo que quieras lograr.
 

Querer controlarlo todo | 04.AGO.07 | Personalidad (Perfeccionismo)




Para poder sobrevivir, todas las personas necesitamos tener cierto autocontrol y cierto dominio. Pero una necesidad de control desproporcionada, una necesidad exigente y rígida en vez de razonable y flexible surge de la convicción irracional de que el control perfecto puede asegurar un tránsito seguro por la vida.
Al igual que las raíces de un árbol que se hunden profundamente en la tierra, el “mito del control” arraiga y nutre constantemente el comportamiento controlado y controlador. Este tipo de comportamiento está en el origen de muchos problemas de ansiedad.
¿Cuáles son las raíces de este mito? Creo que los niños que serán obsesivos están aterrorizados por la conciencia de su vulnerabilidad en un mundo que perciben como amenazante e impredecible. A fin de mantener un sentimiento de calma y transitar seguros por la vida, deben rechazar o negar esa conciencia de algún modo. Así, llegan a creer que por medio del control de sí mismos de su universo personal podrán protegerse contra todos los peligros de la existencia, los reales y los imaginarios. “Si me esfuerzo lo suficiente, puedo obtener el control de mí mismo y de todos los peligros circunstanciales (accidentes, enfermedad, la muerte). De este modo podré andar tranquilo.
Ahora bien, ser lo suficientemente prudente y atento suele significar estar al corriente de todos los hechos que podrían tener consecuencias personales, desde el tiempo atmosférico hasta las cuestiones políticas y los últimos adelantos médicos.
La preocupación por la organización es otro recurso para crear una sensación de control. Se Puede llegar al extremo en imponer orden y predicción en sus vidas, evitando lo desconocido y apartándose de las empresas arriesgadas, como si estas medidas pudiesen impedir las desgracias imprevistas. Cuando un obsesivo no puede decir en qué forma podría afectarlo algún acontecimiento, y además no puede evitarlo, suele adoptar una actitud pesimista como autoprotección lo que les lleva directamente a una merma en la calidad de vida y a múltiples trastornos de ansiedad o depresión.


              más información



  Añade tu comentario ...                                                                                    

Nombre                               
¿Cuanto suman 1 + 4?