Archivo por Temas
Inteligencia Emocional
Trabajo
Pareja
Educación de los Hijos
Habilidades Sociales
Sexualidad
Personalidad
Adicciones
Ansiedad
Depresión
Trastornos de Alimentación
Cuentos y Relatos
Biblioterapia
Arte terapia
Archivo por Fechas
2017 Noviembre
2017 Octubre
2017 Septiembre
2017 Agosto
2017 Julio
2017 Junio
2017 Mayo
2017 Abril
2017 Marzo
2017 Febrero
2017 Enero

2016

2015

2014

2013

2012

2011

2010

2009

2008

2007

2006
Webs para ...
Psicólogo en Zaragoza
Psiquiatra en Zaragoza
Encontrar eventos
Reconocimientos en Zaragoza
Logopeda en Zaragoza
Psicólogo Girona

Vida Emocional
   La Frase:  Los optimistas miran el cielo los pesimistas miran el suelo.
 

La maestra de Teddy | 21.SEP.07 | Cuentos y Relatos (Autoestima)




Es importante no quedarse nunca en la superficie de las cosas, no etiquetar, no quedarnos con lo evidente. Leer entre líneas, entender, comprender, ayudar [...]











El primer día de clase, la señorita Ángela, maestra del último curso de Infantil, les dijo a todos sus alumnos que a todos quería por igual. Pero eso no era del todo cierto, ya que en la primera fila se encontraba, hundido en su pupitre, Juan García, a quien la profesora Ángela conocía desde el año anterior y había observado que era un niño que no jugaba bien con los otros niños, que sus ropas estaban desaliñadas y que necesitaba constantemente de un buen aseado.
Con el paso del tiempo, la relación entre la profesora y Juan se volvió desagradable, hasta el punto que ésta comenzó a sentir una preocupante antipatía por este alumno.
Un día, la dirección de la escuela le pidió a la señorita Ángela revisar los expedientes anteriores de cada niño de su clase para así comprobar su evolución. Ella puso el expediente de Juan el último, dudando incluso de leerlo. Sin embargo, cuando llegó a su archivo se llevó una gran sorpresa.
La maestra de segundo año escribía: Juan es un niño brillante con una sonrisa espontánea y sincera. Realiza sus desempeños con esmero y tiene buenos modales; es un deleite tenerlo cerca.
Su maestra de tercer año escribió: Juan es un excelente alumno, apreciado y querido por sus compañeros, pero tiene problemas en casa debido a la tensa relación de pareja que mantienen sus padres.
La maestra de cuarto año escribió: los constantes problemas en casa de Juan han provocado la separación de sus padres; su madre se ha refugiado en la bebida, y su padre apenas va a visitarle. Estas circunstancias están provocando un serio deterioro en su desempeño escolar, ya que no asiste a clase con la asiduidad y puntualidad característica, y cuando lo hace, provoca altercados con sus compañeros o se duerme.
En ese momento, la señorita Ángela se dio cuenta del problema, y se sintió culpable y apenada, sentimiento que creció cuando al llegar las fechas navideñas, todos los alumnos le llevaron los regalos envueltos en papeles brillantes y preciosos lazos, menos Juan, quién envolvió torpemente el suyo en papel de periódico. Algunos niños comenzaron a reír cuando ella encontró dentro de esos papeles arrugados, un brazalete de piedras al que le faltaban algunas cuentas, y un frasco de perfume a medio terminar. La señorita intentó minimizar las burlas que estaba sufriendo Juan, alabando la belleza del brazalete, y echándose un poco de perfume en el cuello y las muñecas.
Juan García se quedó ese día después de clase solo para decir: señorita Ángela, hoy oliste como cuando yo era feliz.
Después de que todos los niños se fueran, Ángela estuvo llorando durante una larga hora. Desde ese mismo día, renunció a enseñar solo lectura, escritura y aritmética, y comenzó a introducir la enseñanza de valores, sentimientos y principios a los niños. A medida que pasaba el tiempo, Ángela empezó a tomar un especial cariño a Juan, y cuanto más trabajaba con él desde el afecto y la comprensión, más despertaba a la vida la mente de aquél chavalín desaliñado. Cuanto más lo motivaba, más rápido aprendía, cuanto más lo quería, más comprendía. Y así, de este modo, al final del año, Juan se había convertido en uno de los niños más espabilados de la clase.
Un año después, la señorita Ángela encontró una nota de Juan debajo de la puerta de su clase contándole, que ella era la mejor maestra que había tenido en su vida.
Pasaron 7 años antes de que recibiera otra nota de Juan. Esta vez le contaba que había terminado primaria y que había obtenido una de las calificaciones más altas de su clase, y que todavía ella era la mejor maestra que había tenido.
Pasaron 7 años, y recibió otra carta. Esta vez explicándole que no importando lo difícil que se habían puesto las cosas en ocasiones, y los esfuerzos que habían tenido que realizar para sacar adelante los estudios, había permanecido en la escuela y pronto se matricularía en la Universidad, asegurándole a la señorita Ángela, que ella seguía siendo la mejor maestra que había tenido en su vida.
7 años más tarde recibió una carta más. En esta ocasión le explicaba que después de haber recibido su título universitario, decidió ir un poco más lejos, seguir estudiando y aprendiendo cosas nuevas. En la firma de su carta, llamaba la atención la longitud de su nombre: Dr. Juan García Corrales. En la posdata, aparecían las siguientes palabras: sigues siendo la mejor maestra que he tenido en mi vida...
Gracias señorita Ángela por creer en mí. Muchas gracias por hacerme sentir importante y por enseñarme que yo podía marcar la diferencia. La señorita Ángela con lágrimas en los ojos, le contestó: Juan, estás equivocado. Tú fuiste quien me enseñó que yo podría marcar esa diferencia. No sabía como enseñar hasta que te conocí.
Sigueme en Facebook

Y si te apetece videos , este es mi canal de you tube

Gracias!!!!


 


Clara Montero  |  19.ENE.09  01:38  |   votos: -2 | 

Excelente historia que no va solamente dirigida a docentes sino principalmente a nosotros padres que muchas veces metemos las patas sin saberlo; definitivamente no hay una Escuela para Padres pero seguiremos intentando y esforzándonos por criar mejor a nuestros hijos.

Sra KAR  |  21.FEB.09  01:30  |   votos: -1 | 

perfecta hisoria deja mucho para recapacitar

Carlos  |  10.MAR.09  13:16  |   votos: 4 | 

...bueno, vale, pues si, está bien pero....¿Ángela tenía hijos...?

dolores  |  10.MAR.09  13:22  |   votos: 1 | 

y si la profesora no le hubiera hechado cuenta? Pués la realidad es muy dura porque muchos profesores van a lo que van y de ahí el fracaso escolar................Tenemos que procurar que tengamos buenos docentes y ser buenos padres! Por lo menos intentarlos! Ya que nos cargamos a nuestros niños del futuro!!!!!!!!!!!

MAO MACEDO  |  30.MAR.09  03:14  |   votos: -1 | 

SEÑORITA ANGELA ME DIO MUCHA PENA SU HISTORIA CON LO DE JUAN BUENO YA ME DESPIDO HASta luego y cuidate

Cristina  |  01.ABR.09  15:44  |   votos: -1 | 

no se tiene que prejuzgar a una persona por su aspecto ni incluso por sus rasgos diferentes de personalidad, pues no sabes lo que esa persona lleva a sus espaldas. No obstante, en el texto se narra un cambio positivo en la que las dos personas obtienen triunfo de una situación inicialmente con poco futuro. Genial el cuento.

Micaela  |  03.ABR.09  00:34  |   votos: 1 | 

Muy lindo el cuento.

SONIA  |  05.MAY.09  04:14  |   votos: -1 | 

MUY LINDO CUENTO, ME HIZO LLORAR.......
PERFECTO PARA AQUELLAS PERSONAS QUE SOLO JUZGAN POR LA APARIENCIA............
NOS ENSEÑA MUCHO SOBRE AUTOESTIMA Y SEGURIDAD.........
DEBEMOS SER MAS SENCIBLES Y PACIENTES CON LOS ÑIÑOS PORQUE CADA CUAL VIENE DE UNA FAMILIA DIFERENTE......


PAULO  |  01.JUL.09  02:12  |   votos: 0 | 

ES YUNA MUY BUENA ENSEÑANZA A NUESTROS HIJO BYYEE
Y POR ESO DEBEMOS RECAPACITAR
OKKKKKKKKKKKKKKKK.


ANA  |  21.SEP.09  18:28  |   votos: 2 | 

ES UNA BUENA ENSEÑANZA

FABIOLA  |  29.SEP.09  23:05  |   votos: 1 | 

ESTA REFLEXIÓN ESTA EN CD ES MUY BUENA APLICARLA CON LOS ALUMNOS. CREO QUE ES MUY BUENA ENSEÑANZA

alenny  |  22.OCT.09  19:39  |   votos: 0 | 

exelente

jaza  |  03.MAR.10  02:44  |   votos: 0 | 

es muy buena la historia

andres  |  31.MAR.10  16:32  |   votos: 0 | 

que historia tan magnifica , te felicito de todo mi corazon

patricia  |  27.ABR.10  18:43  |   votos: 1 | 

Edificante hsitoria, me queda la reflexión de como puedo influir en una persona positivamente, en ocasiones hacemos nuestros sus problemas, en la historia ella fué más hayá. Gracias

3st3f!  |  11.NOV.10  01:16  |   votos: 1 | 

ke super historia...te felicito de corazón....

maribel 105  |  14.ABR.11  03:48  |   votos: 0 | 

quisiera q hagan un testimonio y no un cuento

elizabet  |  05.MAY.11  01:45  |   votos: 1 | 

este relato nos dice que muchas veces nosotros podemos ser el apoyo de la personas, hay veces que nos guiamos por la apariencia y no sabemos por lo que esta viviendo la otra persona...=)

caca  |  07.JUN.11  00:42  |   votos: 1 | 

esta divertida

lita  |  16.SEP.11  19:59  |   votos: 0 | 

QUE LINDA HISTORIA... es conmovedora y sobre todo nos llama a la reflexion... ahora entiendo que me estare bien cuando me vea bien... cuando me de cuenta que si yo no adquiero seguridad y confianza en mi.. pues asi jamas nadie la tendra en mi...

leslYe  |  22.ENE.12  23:51  |   votos: 0 | 

esta si esuna linda histOria...es conmovedora..ojala que nuchos sigan el ekejmplo de esa maestra.
la aparienciA engaña...!!
:D


Flor Marina  |  10.ABR.12  22:42  |   votos: 0 | 

junto a cada niño hay una historia que puede ser agradable o desagradable, y los maestros debemos tener la capacidad de descubrirlo i la calidad para ayudar a aquellos que tienen un problema, aveces es conveniente primero ayudar si es posible a los padres también. LOs niños son nuestros hijos entreguemos a ellos AMOR.

maria  |  01.MAY.12  01:08  |   votos: 0 | 

Increible, fabulosa, espectacular... Cuánto se aprende de esos locos bajitos!

dr. Gonzales Go  |  05.JUN.12  19:58  |   votos: 0 | 

muy bonita historia... llore llores toda la lectura....felicitaciones... falta la moraleja

javicaslop  |  01.DIC.12  21:27  |   votos: 0 | 

Muy linda la lectura muy realista ante las cosas de los niños del mundo porque todos tienen un mundo diferente.....

carla  |  12.SEP.15  20:24  |   votos: 0 | 

me encanta el cuento que padre me pueden enseñar uno con una persona con autoestima negativa porfis

mayumi  |  02.MAR.16  15:56  |   votos: -1 | 

estoy llorando por esta historia.


  Añade tu comentario ...                                                                                    

Nombre                               
¿Cuanto suman 9 + 3?