Archivo por Temas
Inteligencia Emocional
Trabajo
Pareja
Educación de los Hijos
Habilidades Sociales
Sexualidad
Personalidad
Adicciones
Ansiedad
Depresión
Trastornos de Alimentación
Cuentos y Relatos
Biblioterapia
Arte terapia
Archivo por Fechas
2017 Septiembre
2017 Agosto
2017 Julio
2017 Junio
2017 Mayo
2017 Abril
2017 Marzo
2017 Febrero
2017 Enero

2016

2015

2014

2013

2012

2011

2010

2009

2008

2007

2006
Webs para ...
Psicólogo en Zaragoza
Psiquiatra en Zaragoza
Encontrar eventos
Reconocimientos en Zaragoza
Logopeda en Zaragoza
Psicólogo Girona

Vida Emocional
   La Frase:  El exito de los que triunfan es siempre comenzar de nuevo.
 

Trastornos de personalidad | 09.OCT.07 | Personalidad (Trastornos de personalidad)




Se tiene a diario contacto con personas que manifiestan conflictos, hostilidades, aislamiento, conductas agresivas, o, son extremadamente extravertidas o introvertidas,quizás estas características sean una señal de un trastorno de la personalidad.
Los trastornos de la personalidad se caracterizan por patrones de percepción, reacción y relación debido a una desadaptación, en una variedad de situaciones. Dicho de otro modo, toda persona tiende a enfrentarse a las situaciones de estrés con un estilo individual repetitivo.
Las personas con un trastorno de la personalidad son más bien rígidas, les resulta difícil adaptarse a la realidad, lo cual debilita su capacidad operacional. Su pensamiento y comportamiento se hacen evidentes y tienden a durar toda la vida. No son conscientes de que sus actitudes inusuales son inapropiadas y causan dificultades en los demás. [...]

Se tiene a diario contacto con personas que manifiestan conflictos, hostilidades, aislamiento, conductas agresivas, o, son extremadamente extravertidas o introvertidas,quizás estas características sean una señal de un trastorno de la personalidad.
Los trastornos de la personalidad se caracterizan por patrones de percepción, reacción y relación debido a una desadaptación, en una variedad de situaciones. Dicho de otro modo, toda persona tiende a enfrentarse a las situaciones de estrés con un estilo individual repetitivo.
Las personas con un trastorno de la personalidad son más bien rígidas, les resulta difícil adaptarse a la realidad, lo cual debilita su capacidad operacional. Su pensamiento y comportamiento se hacen evidentes y tienden a durar toda la vida. No son conscientes de que sus actitudes inusuales son inapropiadas y causan dificultades en los demás.

• Personalidad paranoide: son hostiles y conflictivos ante actos triviales e inocentes y reaccionan con suspicacia que los conducen a conductas agresivas. Intentan acciones legales contra otros si se sienten indignados. Son sumamente eficientes.
• Personalidad esquizoide: son intravertidos, y solitarios, emocionalmente fríos y socialmente distantes. Están absortos en sus propios pensamientos y sentimientos y son temerosos al intimar con otras personas. Hablan poco y la fantasía es un modo frecuente de enfrentarse con la realidad.
• Personalidad esquizotípica: bastante parecida a la esquizoide. Muestran signos de pensamiento mágico. Por ejemplo, creen que van a tener realmente mala suerte si pasan por debajo de una escalera. Pueden tener ideas paranoides.
• Personalidad histriónica: buscan de un modo notable llamar la atención y se comportan teatralmente. Son bastantes expresivos y establecen relaciones con facilidad, pero de un modo superficial. Son bastante emotivos. Las emociones son exageradas, infantiles e ideadas para provocar la simpatía o la atención (con frecuencia erótica o sexual) de los otros. En otras palabras, tienden a sexualizar las relaciones no sexuales. Con su comportamiento seductor a menudo encubren su deseo de dependencia y de protección. Exageran sus problemas físicos para conseguir la atención que necesitan.
• Personalidad narcisista: tienen un sentido de superioridad y una creencia exagerada en su propio valor o importancia. Son sensibles al fracaso, a la derrota o a la crítica y, cuando se les enfrenta al fracaso pueden ponerse fácilmente rabiosos o gravemente deprimidos. Como creen que son superiores en las relaciones con los demás, esperan ser admirados y, con frecuencia sospechan que los envidian. Sienten que merecen que sus necesidades sean satisfechas sin demora y, por ello, explotan a otros, cuyas necesidades o creencias son consideradas menos importantes. Su conducta es a menudo ofensiva para otros, que los encuentran egocentristas, arrogantes o mezquinos.
• Personalidad antisocial: muestran desprecio insensible por los derechos y los sentimientos de los demás. Explotan a otros para obtener beneficio material o gratificación personal. Expresan sus conflictos de forma impulsiva e irresponsablemente. No toleran la frustración y, en ocasiones, son hostiles o violentos. No sienten remordimientos o culpabilidad por sus actitudes antisociales. Por el contrario, culpan a los demás de su desgracia. Sus relaciones están llenas de deshonestidades y de engaños. La frustración y el castigo raramente les ocasionan la modificación de sus conductas. Son propensos al alcoholismo, a las drogas, desviaciones sexuales, a la promiscuidad y a ser encarcelados. Tiene predisposición a fracasar en sus trabajos y a trasladarse de un sitio a otro. Su historia familiar es de comportamiento antisocial, abuso de sustancias, divorcio y abusos físicos. En su niñez fueron descuidados emocionalmente. Esta situación tiende a disminuir con la edad.
• Personalidad límite: esta personalidad mayormente recae en las mujeres. Son inestables en la percepción de su propia imagen, de su humor, en su comportamiento y en sus relaciones interpersonales que a menudo son tormentosas e intensas. Esta situación disminuye con la edad. Se sienten vacías, furiosas y merecedoras de cuidados. La falta de una imagen paterna adecuada es una de sus causas primordiales. Sin embargo, si se sienten cuidadas, se muestran solitarias y desvalidas buscando ayuda por su depresión, por su abuso de drogas, alteraciones del apetito y por el maltrato en el pasado. Cambian drásticamente, del amor al odio, del negro al blanco, pero nunca a una posición neutra. Si se sienten abandonadas y solas pueden llegar a preguntarse si realmente existen. A veces pierden de tal modo el contacto con la realidad que tienen episodios breves de pensamiento psicótico, paranoide y alucinaciones. Tienden a visitar al médico por crisis repetitivas, pero no cumplen con las recomendaciones del tratamiento. Más bien su relación con su médico tratante se debe a que buscan incesantemente a alguien que cuide de ellas.
• Personalidad evitadora: son hipersensibles al rechazo y temen comenzar relaciones por la posibilidad de rechazo o de decepción. Tienen un fuerte deseo de recibir afecto y de ser aceptados. Sufren por su aislamiento y falta de habilidad para relacionarse cómodamente con los otros. Se presentan tímidos y retraídos. Este trastorno es similar a la fobia social. Personalidad dependiente: transfieren las decisiones importantes y sus responsabilidades a otros. No tienen confianza en sí mismos y son muy inseguros. A menudo se quejan de que no saben qué hacer o cómo hacerlo. Son reacios a expresar opiniones, aunque las tengan, porque temen ofender a la gente que necesitan de ellos. Algunos adultos con enfermedades prolongadas desarrollan este tipo de personalidad.
• Personalidad obsesivo-compulsiva: toman sus responsabilidades con tanta seriedad que no toleran los errores y presentan atención a los detalles que no pueden llegar a culminar. Esto les crea ansiedad y no encuentran satisfacción con sus logros. Estas personas son frecuentemente grandes personajes, en especial en las ciencias y otros campos intelectuales en donde el orden y la atención a los detalles son fundamentales.
• Personalidad pasiva-agresiva: Son bastantes negativos y tienen como objetivo encubierto controlar o castigar a otros. Su comportamiento es con frecuencia expresado como demora, ineficiencia y malhumor. Aceptan tareas que en realidad no desean hacer y luego proceden a minar sutilmente la finalización de esas tareasraciones, tienden a creer que sus problemas son causados por terceros o por una situación confusa y dolorosa.




 



  Añade tu comentario ...                                                                                    

Nombre                               
¿Cuanto suman 9 + 6?