Archivo por Temas
Inteligencia Emocional
Trabajo
Pareja
Educación de los Hijos
Habilidades Sociales
Sexualidad
Personalidad
Adicciones
Ansiedad
Depresión
Trastornos de Alimentación
Cuentos y Relatos
Biblioterapia
Arte terapia
Archivo por Fechas
2017 Diciembre
2017 Noviembre
2017 Octubre
2017 Septiembre
2017 Agosto
2017 Julio
2017 Junio
2017 Mayo
2017 Abril
2017 Marzo
2017 Febrero
2017 Enero

2016

2015

2014

2013

2012

2011

2010

2009

2008

2007

2006
Webs para ...
Psicólogo en Zaragoza
Psiquiatra en Zaragoza
Encontrar eventos
Reconocimientos en Zaragoza
Logopeda en Zaragoza
Psicólogo Girona

Vida Emocional
   La Frase:  el fracaso no te sobrecogerá nunca si tu determinación para alcanzar el éxito es suficientemente poderosa.
 

Envidia | 28.FEB.08 | Habilidades Sociales (¿Cómo nos relacionamos?)





“Hay un cierto tipo de desesperación que se manifiesta en la envidia y que merece piedad”
Maurice Magré

Harry Stack Sullivan definió la envidia como "un sentimiento de aguda incomodidad, determinada por el descubrimiento de que otro posee algo que nosotros creemos que deberíamos tener". El discurso del envidioso es repetitivo, monocorde y compulsivo respecto de lo que envidia y de con quién compite. Pendiente de lo que tienen los demás, evita reconocer lo que tiene y nada o poco hace para sacarle partido. Su vida no gira sobre su realidad, sino sobre lo que desea conseguir y, en definitiva, sobre lo que echa en falta. La insatisfacción, la frustración y la rabia, le dominan y hacen que su vida le resulte poco grata.
La envidia INCIDE en la actitud hacia la vida, moldeando unas formas de estar en relación con los otros que van desde convertirse en eterna víctima hasta la adopción de una postura defensiva que se traduce en modos irónicos, altaneros, fríos y distantes e incluso de menosprecio hacia los demás...
Normalmente en el envidioso ocurre un mecanismo de defensa conocido como “proyección”: creen que la otra persona les tiene envidia a ellos.


              más información


Paola  |  01.NOV.13  12:57  |   votos: -1 | 

Acabo de leer este texto , no sé si puedo decir que tengo envidia pero si bien es cierto que en algunos aspectos me siento un poco identificada es por ello por lo que relato mi sentir para que me deis vuestra opinión.
Tengo una hermana mayor que yo , quizás la hija modelo perfecta con respecto a sus estudios marido con un determinado estatus y yo chica feliz con mis estudios universitarios finalizados no en el momento debido ,pareja trabajadora desde los 18 años y evidentemente no con el estatus de mi cuñado.
Cuando mi hermana decidió casarse (nunca había trabajado ) en aquel momento la situación económica de mi familia era buena y decidieron darle todo absolutamente todo lo que ella pidió para poderse casar (costearon absolutamente toda la boda) y estar a la altura de los invitados que por supuesto y como he indicado anteriormente tenían un determinado estatus.
Le ayudaron en todo.(casa etc).
A dia de hoy la situación económica de mis padres a cambiado a mi me gustaría poderme casar pero desafortunadamente no puedo costearmelo ya que aunque he estado trabajando desde los 25 años todo mi dinero lo tuve que gastar en comprarme una casa y boda imposible , mis padres no me pueden ayudar ya que son ellos los que necesitan ayuda , ayuda que me la piden a mi.
Podríamos decir que esto es envidia hacia mi hermana , es justo por mi parte
el pensar o no olvidar que nunca pensaron en que tenían otra hija a la que deberían haber ayudar y haber sido precavidos en su dia ?



  Añade tu comentario ...                                                                                    

Nombre                               
¿Cuanto suman 3 + 5?