Archivo por Temas
Inteligencia Emocional
Trabajo
Pareja
Educación de los Hijos
Habilidades Sociales
Sexualidad
Personalidad
Adicciones
Ansiedad
Depresión
Trastornos de Alimentación
Cuentos y Relatos
Biblioterapia
Arte terapia
Archivo por Fechas
2017 Diciembre
2017 Noviembre
2017 Octubre
2017 Septiembre
2017 Agosto
2017 Julio
2017 Junio
2017 Mayo
2017 Abril
2017 Marzo
2017 Febrero
2017 Enero

2016

2015

2014

2013

2012

2011

2010

2009

2008

2007

2006
Webs para ...
Psicólogo en Zaragoza
Psiquiatra en Zaragoza
Encontrar eventos
Reconocimientos en Zaragoza
Logopeda en Zaragoza
Psicólogo Girona

Vida Emocional
   La Frase:  Como no sabian que era imposible.......lo hicieron.
 

Autoestima baja | 27.OCT.08 | Personalidad (Mejorar la autoestima)




Imagine su autoestima como un edificio en construcción que fue diseñado para usted cuando nació y que prometía un hogar maravilloso de por vida. Cada vez que alguien demostraba su amor o aceptación hacia usted, la base del edificio se hacia más fuerte.
Cada éxito que tuvo y cada trabajo cumplido aun el más pequeño fue otro ladrillo sumado al edificio.
Cada riesgo tomado y cada gramo de reconocimiento y apoyo que ha recibido, reforzado por la idea de que usted es amable y capaz, hace que su edificio sea un mejor lugar donde vivir.
Al mismo tiempo, cada porción de crítica negativa, nombre ofensivo, es un proyectil que pega contra su edificio.



Esperanzas vanas, amores frustrados, salir del equipo, ser rechazado en un trabajo, ser golpeado por el bravucón del barrio o ser mortificado de alguna forma son cosas que tumban paredes o ventanas en el edificio.
A veces se ha construido lo suficiente para sobrellevar la destrucción y mantener una alta autoestima. Otras veces los proyectiles pegan tan duro y tan tupido que uno no puede volver a la normalidad lo suficientemente rápido. Entonces, las bases del edificio empiezan a tambalearse.
Es duro encontrar seguridad, confianza o éxito cuando la autoestima de uno ha sido demolida. ¿Quién es el que lanza esos proyectiles a su edificio de ladrillos? La comitiva de demolición original fue de personas a las que amó o respetó. Padres que diligentemente lo llenaron de críticas negativas. Aquello que en momentos de ira le dijeron cosas injuriosas, los que alguna vez dijeron en voz alta que ojalá fuera diferente o que nunca hubiese existido. Los maestros encontraron errores en sus mejores esfuerzos. Lo compararon de forma desfavorable con estudiantes que eran más inteligentes, más fuertes o mejor dotados. Le golpeaban los nudillos cuando no se conformaba en función de sus estándares y lo etiquetaban con expresiones tales como “estudiante de lento aprendizaje” o “con problemas de comportamiento” “poco motivado” o “que no cumple con su potencial”. La baja autoestima no es una maldición, un signo de por vida o condición irreversible. El creer que no se merece algo mejor acaba por ser una barrera. Y como toda barrera, puede ser derribada. Crea –o haga como si fuera así de necesario- que existe aunque sea una remota posibilidad de que merece algo mejor y de que es capaz de aprender cómo obtenerlo. Si esto resulta duro, piense que es posible, (cambio positivo).




              más información


fernando  |  27.OCT.08  16:32  |   votos: 3 | 

nacemos como un edificio majestuoso y los demás se encargan de destruirnos

Audrey  |  28.OCT.08  13:30  |   votos: 2 | 

Qué cierto es lo que dice el artículo, nacemos con todo para ser un edificio con una base fuerte, cimentaciones adecuadas, rodeados de amor y cariño. Pero conforme crecemos nos topamos con gente realmente importante para nosotros (un padre exigente y despota, una profesora que ahonda en las odiosas comparaciones y en el perfeccionismo , unas compañeras crueles que te hieren por no querer hacer lo que todas, unos curas o monjas que te llenan la cabeza de milongas que ni ellos practican, las madres de tus amigas que matarían por que sus hijas sean las mejores pisoteando a las de al lado...)que nos bombardean, y hacen que los cimientos sufran y que nos tambaleemos. Además creo que el ser humano tiende a que el poso de lo malo quede más que lo bueno que nos sucede, de los ánimos y apoyos que recibimos que son muchos también. Creo que por lo general el armamento de lo negativo y lo que nos hace daño es mucho más poderoso (eso es lo que parece) que lo que nos hace crecer y seguir en pie. Por eso estoy convencida de que esto tiene que cambiar, y no creernos todo lo malo que se nos dice como si fuera un dogma, sin cuestionarlo, y luchar cada día por fortalecernos, por filtrar lo que importa de lo que no, y empezar a querernos a nosotros mismos. SOMOS UN EDIFICIO DIGNO DE ADMIRAR, y quien no lo vea así será su problema.

Luna nueva  |  06.NOV.08  21:02  |   votos: -2 | 

Cuantas veces te preguntas ¿Por qué no soy capaz de...? Hasta que "rascas" un poco sobre esas capas de cebolla que has ido superponiendote para no enfrentarte a tu realidad, a tus miedos, y descubres que las personas de tu alrededor bombardearon tanto tu edificio que eres incapaz de confiar en ti mism@ y luchar por tus sueños.

Hasta que descubres que vales tanto como quieras valer y empiezas a escucharte, a quererte, a confiar en tus posibilidades, a perdonarte los fallos, a decir "no" sin sentirte culpable,a tratarte con benevolencia: empiezas a rehacer el edificio


CUTBERTO MACIAS  |  28.FEB.09  11:51  |   votos: 0 | 

sigo en las mismas solo se por que tengo baja mi autoestima.

rogeee  |  20.ABR.09  01:45  |   votos: 1 | 

yo creo que esas balas, proyectiles, bombas nucleares, etc no son lo que nos acen la mayoria del daño, es uno mismo el que se encarga personalmente de ir derribando y construyendo los muros.

Si es verdad que si uno tiene por ej. problemas con los compañeros de colegio, trabajo, padres intolerantes o perfeccionistas, etc... aun con todo ese daño que estamos recibiendo nos mantenemos ahi, en pie, es cierto que puede importarte mucho lo que diga una persona y que al ser rechazada por esta te rechaze todo el grupo pero hay que aprender a sobrellevarlo y no dañar ese gran y hermoso edificio que es uno mismo, hagan rebotar todos esos falsos proyectiles hacia aquellas personas que nos hacen daño, no digo que no debamos prestarle atencion o cosas asi porque aquella persona seguira tratando de dañarlos hay que encontrar una alternativa y si no la encuentran no esta para mas el dicho "dios cierra una puerta pero abre una ventana"(creo que asi era)


Marisela  |  07.ENE.10  17:02  |   votos: 0 | 

Me amo, me acepto, me respeto y me trato con cariño, así trataré a mi prójimo.

El que odio a su projimo o lo maltrata en sus formas sútiles o no tan sútiles, demuestra claramente que así mismo se odia y se maltrata. Padece una autoestima enferma y necesita médico. ¿Cómo hacer caso a las palabras hirientes de un enfermo emocional?

Los que son importantes para nosotros tambien se equivocan, todos nos estamos equivocando, por eso cuestionemos sus creencias peor sigámoslos respetado y queriendo. Seamos nosotros mismos, y no vivamos en comparación con otros, vivamos con consciencia de nosotros y admitamos nuestros errores sin regañarnos, evitemos el tan equivocado perfeccionismo, llenémonos de humildad y aprendamos a comunicarnos con respeto pero con mucha franqueza



  Añade tu comentario ...                                                                                    

Nombre                               
¿Cuanto suman 2 + 5?