Archivo por Temas
Inteligencia Emocional
Trabajo
Pareja
Educación de los Hijos
Habilidades Sociales
Sexualidad
Personalidad
Adicciones
Ansiedad
Depresión
Trastornos de Alimentación
Cuentos y Relatos
Biblioterapia
Arte terapia
Archivo por Fechas
2017 Noviembre
2017 Octubre
2017 Septiembre
2017 Agosto
2017 Julio
2017 Junio
2017 Mayo
2017 Abril
2017 Marzo
2017 Febrero
2017 Enero

2016

2015

2014

2013

2012

2011

2010

2009

2008

2007

2006
Webs para ...
Psicólogo en Zaragoza
Psiquiatra en Zaragoza
Encontrar eventos
Reconocimientos en Zaragoza
Logopeda en Zaragoza
Psicólogo Girona

Vida Emocional
   La Frase:  Los optimistas miran el cielo los pesimistas miran el suelo.
 

Eficacia de la terapia cognitivo conductual | 04.ENE.09 | Inteligencia Emocional (Terapia cognitivo-conductual)




En 1998, un comité creado al efecto de la División 12 de la Asociación Americana de Psicología, la sección de la APA dedicada a la Psicología Clínica, estableció unos criterios para evaluar la eficacia de los tratamientos psicológicos para los trastornos mentales.
Creó una lista de tratamientos psicológicos cuya eficacia estaba avalada empíricamente para ciertos trastornos específicos. Esta lista incluía 67 tratamientos para 33 trastornos distintos, y el 85% de dichos tratamientos pertenecían a la perspectiva cognitivo-conductual. Así, por ejemplo, para los trastornos de ansiedad, todos los tratamientos listados eran cognitivo-conductuales, incluyendo las clásicas terapias de exposición o de desensibilización sistemática y los programas multicomponentes denominados genéricamente terapias cognitivo-conductuales y que suelen combinar técnicas de reestructuración cognitiva, de entrenamiento en relajación y otras estrategias de afrontamiento, y de exposición. Las psicoterapias cognitivo-conductuales son las que mayoritariamente parecen tener, al menos a fecha de 1998, el suficiente aval empírico para garantizar su eficacia en todo tipo de trastornos.





Estos criterios permiten hablar de una terapia eficaz para un trastorno específico en la medida que su eficacia venga avalada empíricamente por los resultados de al menos 2 estudios experimentales intergrupos o de 10 estudios experimentales de caso único que demuestren que dicha terapia es superior a un tratamiento farmacológico, a un placebo psicológico o a otro tratamiento psicológico alternativo, o bien, que es equivalente a un tratamiento bien establecido. Los experimentos se deben haber realizado con un diseño adecuado, utilizando manuales de tratamiento y sobre muestras de pacientes cuyas características hayan sido claramente especificadas. Además, al menos dos grupos de investigación han tenido que haber demostrado los efectos positivos del tratamiento de manera independiente.


              más información


sandra  |  08.MAR.09  08:34  |   votos: 0 | 

a mi me ha dado la vida

celeste lizeth  |  23.MAR.10  04:16  |   votos: 0 | 

muy bueno gracias


  Añade tu comentario ...                                                                                    

Nombre                               
¿Cuanto suman 6 + 3?