Archivo por Temas
Inteligencia Emocional
Trabajo
Pareja
Educación de los Hijos
Habilidades Sociales
Sexualidad
Personalidad
Adicciones
Ansiedad
Depresión
Trastornos de Alimentación
Cuentos y Relatos
Biblioterapia
Arte terapia
Archivo por Fechas
2017 Septiembre
2017 Agosto
2017 Julio
2017 Junio
2017 Mayo
2017 Abril
2017 Marzo
2017 Febrero
2017 Enero

2016

2015

2014

2013

2012

2011

2010

2009

2008

2007

2006
Webs para ...
Psicólogo en Zaragoza
Psiquiatra en Zaragoza
Encontrar eventos
Reconocimientos en Zaragoza
Logopeda en Zaragoza
Psicólogo Girona

Vida Emocional
   La Frase:  El éxito es visible, pero la intención no siempre es evidente; por ello, se juzga la historia de los hombres por el resultado obtenido.
 

Aferrate al presente | 01.JUN.09 | Inteligencia Emocional (Equilibrio emocional)




Estas lineas del libro tus zonas erróneas del Dr Wayne Dyer, sintetizan la importancia de centrarnos en el presente, es lo que tenemos, es donde podemos cambiar las cosas, son los instantes que podemos disfrutar,no escapes al presente por no ser capaz de salir del pasado o por inmovilizarte el miedo de un futuro. Cuida tu presente.

“La gente siempre le echa la culpa a sus circunstancias. La gente a la que le va bien en la vida es la gente que va en busca de las circunstancias que quieren y si no se las encuentran, se las hacen, se las fabrican”





Una de las maneras de combatir la inmovilización, por más pequeña que sea, es aprendiendo a vivir el momento presente. Si lo piensas, te darás cuenta que en realidad no existe otro momento que puedas vivir. El ahora es todo lo que hay, y el futuro es simplemente otro momento presente para vivirlo cuando llegue. Una cosa es segura, que no puedes vivirlo hasta que llegue. El problema reside en que vivimos en una cultura que le quita importancia al presente, al ahora: “¡Ahorre para el futuro! ¡Piense en el mañana! ¡Prepárase para su jubilación!”.

Evitar el momento presente es casi una enfermedad de nuestra cultura y continuamente se nos condiciona a sacrificar el presente por el futuro.
Si llevamos esta actitud a sus conclusiones lógicas, nos daremos cuenta de qué se trata no sólo de evitar el goce ahora, sino de evadirse para siempre de la felicidad. Cuando llega el futuro éste se convierte en presente, y debemos usarlo a su vez para preparar el futuro. Nos acostumbramos a pensar que la felicidad es algo que sucede mañana, o sea algo que ilusiona, algo falaz.
Por ejemplo: Una persona que en un momento dado decide irse al bosque a respirar aire puro, gozar de la naturaleza y ponerse en contacto con sus momentos presentes. Mientras pasea por el bosque deja divagar su mente y recuerda todas las cosas que debería estar haciendo en casa... Los niños, la compra, la casa, las cuentas. ¿Que ha sucedido? Esa persona se ha perdido el presente ocupada por sucesos pasados y futuros y la encantadora ocasión de disfrutar de un momento presente en contacto con la naturaleza la ha perdido para siempre.

Otra persona va a la playa a disfrutar de unas vacaciones y se pasa todo el tiempo bronceándose al sol, no por sentir el placer de los rayos del sol sino que se anticipa a lo que dirán sus amigos cuando le vean tan bronceado. Su mente está concentrada en el futuro y cuando este momento llegue, sentirá no poder estar de vuelta en la playa disfrutando del sol.

Puedes disfrutar maravillosamente del momento presente, ese tiempo huidizo que siempre está contigo, si te entregas completamente a él, si te “pierdes” en él. Absorberás todo lo que te brinda este momento presente.
Aférrate al momento presente como si fuera el único que tienes y piensa que recordar, desear, esperar, lamentar y arrepentirse son las tácticas más usuales, más peligrosas para evadir el presente.

A menudo la evasión del presente conduce a la idealización del futuro. En el Futuro, en algún momento maravilloso del futuro, cambiará la vida, todo se ordenará y encontrarás la felicidad. Cuando llegue ese momento que esperas, comenzará la vida en serio. Lo más probable es que cuando llegue ese momento y ocurra el suceso esperado tengas una gran desilusión. Nunca podrá ser lo que esperabas. Claro que cuando algo sucede no está a la altura de tus expectativas, puedes librarte de la depresión que ello te produce, empezando a idealizar de nuevo. No dejes que ese círculo vicioso se convierta en un estilo de vida para ti. ¡ Interrúmpelo ya!.

El mensaje está muy claro, ¡valora el momento presente!. Aférrate a cada momento de tu vida y saboréalo. Dale importancia, valoriza tus momentos presentes. Piensa que si los desperdicias con actitudes autofrustrantes, los habrás perdido para siempre.


 


raul  |  04.JUN.09  17:37  |   votos: 3 | 

es verdad este texto , el presente lo dejamos escapar

LUISA  |  10.JUN.09  05:19  |   votos: -2 | 

ES MUY SIERTO MUCHAS VECES NOS PREOCUPAMOS POR COSAS QUE NI SI QUIERAN HAN SUCEDIDO PERO LO IMPORTANTE ES ENFOCARNOS EN EL HOY EN EL AHORA HACER QUE NUESTRO PRESENTE SEA SIGNIFICATICO PERO REALMENTE ESO SOLO LO PODEMOS LOGRAR POR NOSTROS MISMO Y QUE NUESTRO FUTURO DEPENDERA DE NUESTRO PRESENTE DEBEMOS BUSCAR DENTRO DE NOSOTROS MISMO Y PREGUNTARNOS LO QUE REALMENTE QUEREMOS PARA NUESTRA VIDA CADA PERSONA TIENE SU FUERZA INTERIOR QUE NOS IMPULSA A SER QUE NUESTRO PRESENTE TENGA SENTIDO POR ESO VIVE EL HOY Y NO EN PASADO .


  Añade tu comentario ...                                                                                    

Nombre                               
¿Cuanto suman 2 + 5?