Archivo por Temas
Inteligencia Emocional
Trabajo
Pareja
Educación de los Hijos
Habilidades Sociales
Sexualidad
Personalidad
Adicciones
Ansiedad
Depresión
Trastornos de Alimentación
Cuentos y Relatos
Biblioterapia
Arte terapia
Archivo por Fechas
2017 Septiembre
2017 Agosto
2017 Julio
2017 Junio
2017 Mayo
2017 Abril
2017 Marzo
2017 Febrero
2017 Enero

2016

2015

2014

2013

2012

2011

2010

2009

2008

2007

2006
Webs para ...
Psicólogo en Zaragoza
Psiquiatra en Zaragoza
Encontrar eventos
Reconocimientos en Zaragoza
Logopeda en Zaragoza
Psicólogo Girona

Vida Emocional
   La Frase:  Un hombre con una idea nueva es un mentecato hasta que la idea triunfa.
 

El Rey de Casi-Todo | 19.JUL.10 | Cuentos y Relatos (Perfeccionismo)




Este cuento ilustra que nada ni nadie puede llenar el vacío interior. El camino hay que hallarlo en nuestro interior.Que la verdadera riqueza depende de nuestra actitud

El Rey de Casi-Todo tenía casi todo.
Tenía tierras, ejércitos y tenía mucho oro.
Pero el Rey no estaba satisfecho con el casi todo.
El quería todo.
Quería todas las tierras.
Quería todos los ejércitos del mundo.
Y quería todo el oro que hubiese todavía.



Entonces, mandó a sus soldados en procura de todo.
Y fueron conquistadas más tierras.
Otros ejércitos fueron dominados.
En sus cofres ya no cabía tanto oro.
Pero el Rey todavía no tenía todo.
Seguía siendo el Rey de Casi-Todo.
Por eso quiso más.
Quiso las flores, los frutos y los pájaros.
Quiso las estrellas y quiso el sol.
Flores, frutos y pájaros le fueron traídos.
Se apresaron las estrellas y el sol perdió su libertad.
Pero el Rey todavía no tenía todo.
Porque teniendo las flores, no podía quitarles la belleza y el perfume.
Teniendo los frutos, no podía quitarles el sabor.
Teniendo los pájaros, no podía quitarles el canto.
Teniendo las estrellas, no podía quitarles el brillo.
Y teniendo el sol, no podía quitarle la luz.
El Rey era aún el Rey de Casi-Todo.
Y se puso triste.
En su tristeza, salió a caminar por sus reinos.
Pero sus reinos eran ahora muy feos.
Las flores y los frutos habían sido recogidos.
La noche no tenía estrellas y el día no tenía sol.
Y triste como él estaban sus súbditos.
Entonces el Rey de Casi-Todo no quiso nada más.
Mandó que devolviesen las flores a los campos y que entregasen las
tierras conquistadas.
Mandó que plantasen árboles que dieran frutos y que soltaran los
pájaros.
Mandó que distribuyesen las estrellas por el cielo y que liberaran al sol.
Y el Rey se volvió feliz.
En su inmensa alegría, sintió la paz.
Y sintiendo la paz, el Rey vió que no era más el Rey de Casi-Todo.
El ahora tenía todo.


 


ana cris  |  21.JUL.10  21:45  |   votos: 0 | 

es cierto, la avaricia rompe e l saco

Cevallos  |  26.JUL.10  20:30  |   votos: 0 | 

asi es , muy de acuerdo con ana cris , nunca vamos a ser felices con todo siempre vamos a querer mas , pero debemos de aceptar la realidad algunas veces y debemos conformarnos con lo que tenemos

Berta Lilián  |  28.JUL.10  14:59  |   votos: 0 | 

Me gusto mucho, muchas veces pensamos en buscar en lo exterior, recién
cuando quedo sin nada, encontro lo mas valioso la paz espiritual.


Marisi  |  05.OCT.12  18:15  |   votos: 0 | 

Sabio cuento. El Autor es Eliardo Franca, escritor brasileño.
Saludos



  Añade tu comentario ...                                                                                    

Nombre                               
¿Cuanto suman 2 + 8?