Archivo por Temas
Inteligencia Emocional
Trabajo
Pareja
Educación de los Hijos
Habilidades Sociales
Sexualidad
Personalidad
Adicciones
Ansiedad
Depresión
Trastornos de Alimentación
Cuentos y Relatos
Biblioterapia
Arte terapia
Archivo por Fechas
2017 Noviembre
2017 Octubre
2017 Septiembre
2017 Agosto
2017 Julio
2017 Junio
2017 Mayo
2017 Abril
2017 Marzo
2017 Febrero
2017 Enero

2016

2015

2014

2013

2012

2011

2010

2009

2008

2007

2006
Webs para ...
Psicólogo en Zaragoza
Psiquiatra en Zaragoza
Encontrar eventos
Reconocimientos en Zaragoza
Logopeda en Zaragoza
Psicólogo Girona

Vida Emocional
   La Frase:  Sólo se tiene éxito en lo que se intenta sin dudar.
 

Pensamientos negativos que producen fobia social | 01.DIC.11 | Ansiedad (Fobia social)




Las distorsiones cognitivas más frecuentes en la fobia social son las siguientes :

1. Inferencias arbitrarias, es decir, sacar conclusiones de una situación que no están respaldadas por los hechos ; de estas las más frecuentes son dos :

a) Adivinación de intenciones negativas en los demás o interpretación de los pensamientos del otro (lectura de la mente). Por ejemplo : “Si hablo con esta gente no diré más que tonterías, haré el ridículo y me rechazarán”.
b) Profecía autocumplida o autocumplidora. Por ejemplo : a) Pensamiento anticipatorio : “Si hablo en público, voy a tartamudear” ; b) conducta motora, con la presencia del pensamiento premonitorio y de la ansiedad : “Comienzo a hablar y, efectivamente como me temía, estoy tartamudeando” ; y c) evaluación cognitiva o conclusión : “Como me temía he tartamudeado. Lo mejor es no volver a hablar en público” (evitación).






2. Abstracción selectiva, es decir, seleccionar únicamente algunos detalles negativos de la situación e ignorar todos los demás. Por esta vía, la visión de la realidad aparece ensombrecida por una nube en un cielo claro. Por ejemplo : “Me he trabado la lengua en una frase ; evidentemente soy un desastre cuando hablo con los demás”.

3.Sobregeneralización, es decir, extraer generalizaciones o conclusiones sobre la valía de uno solo a partir de un solo incidente negativo. Por ejemplo : “Esa chica que me gusta no ha querido salir conmigo. Ninguna mujer podrá quererme”.

4. Magnificación o minimización, es decir, realizar apreciaciones exageradas acerca de la significación de los hechos que le afectan a uno. Por ejemplo : “Soy idiota. Solamente he conseguido hablar con dos personas en la fiesta” ; “he sacado solamente una matrícula y siete notables. Soy un desastre”.

5. Razonamiento emotivo, es decir, utilizar cualquier emoción, sentimiento o pensamiento negativo como prueba de la realidad. Por ejemplo : “Soy culpable d emi fracaso matrimonial porque siento que no soy todo lo comunicativo que debería ser” o “tengo el sentimiento de que soy un desastre, por eso no haré nunca nada bien “.

6. Personalización, es decir, atribuir a uno mismo la causa o responsabilidad de todo lo negativo. Por ejemplo : “Si mi vida va mal es por mi culpa” ; “el invitado no parecía contento, seguramente es por mi culpa”.

7. Pensamiento “todo o nada”, es decir, considerar como fracaso cualquier logro que no responda a las expectativas máximas, exageradas, del sujeto. Por ejemplo, “como me han suspendido una asignatura en primero, no lograré acabar la carrera”, “como tengo treinta años y no tengo novia, me quedaré soltero toda la vida”.

8. Clasificación y etiquetado, es decir, atribuir cualquier fracaso a que “soy un fracasado”, en lugar de atribuirlo a que “he cometido un error” ; “como soy una nulidad, he suspendido la oposición”, “como soy un ser ridículo, nunca haré amigos, la prueba es que nunca ligo en una discoteca”.

9. Imperativos categóricos según el “debería” o “tendría que”, que hacen inviables otras opciones o posibilidades alternativas. Cuando se refieren a uno mismo aparece la culpa y cuando se refieren a los demás aparece la frustración, la ira y el resentimiento. Por ejemplo : “Debo ser interesante en esa reunión y decir algo en los primeros minutos ; en caso contrario no podré hacerlo y la gente me rechazará”. “Como yo me desvivo por complacer a los demás, la gente debe comportarse conmigo de la misma manera”.

10. Descalificaciones automáticas de lo positivo, es decir, quitar importancia a los propios éxitos o rasgos positivos o a los de las cosas o personas por diversas razones y, por ejemplo, considerarlos “lo normal” y tratar de buscar motivaciones ocultas retorcidas que no responden a la realidad. Por ejemplo : “he aprobado el proyecto, pero eso lo haría cualquiera”, “Si me han invitado a esa cena es que quieren sacarme algo”.


 


Elsa  |  03.DIC.11  22:16  |   votos: 6 | 

Gracias!!! Me ha encantado y me ha ayudado mucho en este momento.

Gilda  |  13.ENE.15  03:21  |   votos: 1 | 

Gracias!


  Añade tu comentario ...                                                                                    

Nombre                               
¿Cuanto suman 2 + 5?