Archivo por Temas
Inteligencia Emocional
Trabajo
Pareja
Educación de los Hijos
Habilidades Sociales
Sexualidad
Personalidad
Adicciones
Ansiedad
Depresión
Trastornos de Alimentación
Cuentos y Relatos
Biblioterapia
Arte terapia
Archivo por Fechas
2017 Septiembre
2017 Agosto
2017 Julio
2017 Junio
2017 Mayo
2017 Abril
2017 Marzo
2017 Febrero
2017 Enero

2016

2015

2014

2013

2012

2011

2010

2009

2008

2007

2006
Webs para ...
Psicólogo en Zaragoza
Psiquiatra en Zaragoza
Encontrar eventos
Reconocimientos en Zaragoza
Logopeda en Zaragoza
Psicólogo Girona

Vida Emocional
   La Frase:  Cuando no puedas correr, trota. Si no puedes trotar, camina, y si no puedes caminar usa el bastón, pero nunca te detengas.
 

Actitudes que provocan ansiedad | 15.JUN.14 | Ansiedad (Estrés y ansiedad)




Ver video

Libérarse del perfeccionismo, no es otra cosa que dejar de vivir bajo presión.
El perfeccionista puede pensar que el contrario del pensamiento rígido es la irresponsabilidad, nada más lejos, El perfeccionista es irresponsable con su salud emocional, Responsabilidad con lo de fuera pero también con nosotros mismos,Eso es el pensamiento flexible.
No es lo mismo querer hacer las cosas bien, que hacerlas por miedo a equivocarse o fracasar.
La autoestima es falsa, solo valgo si consigo esto o aquello, pero cuando lo consigue el perfeccionista no es capaz de disfrutar solo siento un alivio momentáneo, No se disfruta de las cosas, siempre hay algo que se DEBE mejorar.
Esa rigidez y baja autoestima (aunque en apariencia parezca una alta autoestima) hace que se sea muy vulnerable a la critica y se busque la aprobación de los demás.La autocritica es destructiva, se vive con la presión del látigo, continuos autodialogos negativos de las consecuencias negativas de no conseguir las metas exigidas y comparación con los demás.
Autoexigencia consigo mismo y con los demás que se traduce en una continua frustración.Impaciencia y falta de flexibilidad con las circunstancias y con los demás.El uso de “deberías “ y “tengo que “ producen que las emociones generadas oscilen entre la presión del deber y la culpa cuando no se consiguen los objetivos propuestos.Esos mismos “deberías” producen una conducta que se denomina procastinación (tendencia a dejar algunas cosas para mañana) y que les llena todavía más de culpa y frustración.







Problemas en las relaciones con los demás , actitudes pasivo-agresivas. Me callo, pero por dentro no soporto la rabia y frustración.Como creen que es una debilidad sentir, son caldo de cultivo de problemas de ansiedad y trastornos psicosomáticos (molestias físicas).
Esa intransigencia y ese grado de obstinación, les produce en muchos momentos soberbia,Si alguien tiene una opinión diferente a la suya se lo toman como un ataque personal.
Pérdida de la espontaneidad en base a un sentido del ridículo exarcebado, el sentido del humor es algo que no se pueden permitir, es bajar la guardia y quien lo hace es un payaso y vividor.
Pensamiento dicotómico: O todo es negro o todo es blanco, Se olvidan que existen amplia gama de colores.
Piensan que dejar de ser perfeccionista les convierte en personas mediocres, cuando es ese perfeccionismo en sí mismo lo que resulta mediocre y les imposibilita para adaptarse a los cambios. Prefieren lo malo conocido que lo bueno por conocer Por eso les cuesta tomar decisiones aunque sepan que es malo lo que tienen, la ansiedad de la incertidumbre les paraliza.
La preocupación en cierta manera les produce cierto alivio y la falsa creencia que si piensan en todas las posibilidades negativas, estarán preparados,Todo lo contrario y un sufrimiento tremendo.
Ser inteligente emocionalmente es pensar de forma flexible,Esto nos adapta a los cambios, es sustituir los debo por quiero, aceptar los errores como parte de nuestro crecimiento y confiar en nuestra capacidad.
En mi trabajo con pacientes he visto sufrir más a las personas por lo que creen que sucederán y por el miedo a perder el control que por las situaciones en si mismas.
Es una elección entre el bienestar y la desdicha. Muchos perfeccionistas se pasan la vida sufriendo pensando que su problema es la ansiedad , problemas de alimentación, obsesiones o que están enfermos, cuando es esta creencia en sí misma la que les limita , enferma e impide sacar todo su potencial.
¿Todavía quieres ser perfecto o quieres vivir la vida confiando en ti mismo, disfrutando de tu presente, y buscando soluciones sanas y adaptativas desde la motivación?
Gabriela Lardiés
psicóloga
Col. A-887






 


Luis  |  18.JUN.14  09:54  |   votos: 0 | 

buenisimo Gabriela

M  |  18.JUN.14  11:56  |   votos: 1 | 

Me siento muy identificada..

Arp  |  24.JUL.14  12:09  |   votos: 0 | 

yo tb me siento muy identificada con esto, me doy cuenta de ello pero me cuesta cambiar mi forma de actuar...


  Añade tu comentario ...                                                                                    

Nombre                               
¿Cuanto suman 7 + 5?